La comunicación funciona para aquellos que la trabajan